Copenhague es una de las ciudades más bonitas de Europa, también una de las más costosas; sin embargo, su oferta cultural y gastronómica compensan ampliamente los gastos que te pudiera suponer. Ten por seguro que una visita a la hermosa capital de Dinamarca, no solo dejará marcas en tu tarjeta de crédito, sino también en tu alma de viajero.

 

Si en algún lugar del mundo los canapés son sabrosos es precisamente en Dinamarca, si eres amante de los sandwiches, amarás la versión local o “Smørrebrød”, un platillo nacional que te hará perder la cabeza. Son tan buenos, que incluso en la estación de autobuses y de trenes su calidad te va a dejar sin palabras.

 

Si estás listo para recorrer una de las ciudades más verdes del planeta, solo asegúrate de que no necesitas una visa Schengen para ingresar en territorio europeo, si naciste en cualquiera de los países del siguiente listado, no tendrás de nada de qué preocuparte: Antigua y Barbuda, Argentina, Bahamas, Barbados, Brasil, Canadá, Chile, Colombia, Costa Rica, Dominica, El Salvador, Granada, Guatemala, Honduras, México, Nicaragua, Panamá, Paraguay, Perú, Saint Cristobal y Nevis, Santa Lucía, San Vicente y las Granadinas, Trinidad y Tobago, Estados Unidos, Uruguay y Venezuela.

 

Atención, necesitas documentos

 

Si tu país aún no suscribe un acuerdo de exención de visado con la Unión Europea, es un hecho que necesitarás un visado Schengen regular; sin embargo, debes tener presente que a partir del año 2021 empezará a operar un procedimiento de visado abreviado conocido como autorización ETIAS, y que aún estando exento de visado, deberás contar con este documento electrónico para entrar a Europa.

 

No será exactamente un visado como el Schengen, se tratará en cambio de un documento electrónico que de momento es de aplicación solamente para los países que hasta ahora se encuentran exentos de visado. Si eres mexicano o chileno, quizás encuentres que la visa ETIAS tiene en el mismo espíritu del visado ETA canadiense, y el visado ESTA estadounidense.

 

ETIAS visa significa literalmente Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes, y es el nombre de la estrategia con el que la Unión Europea pretende responder a los nuevos retos de seguridad que enfrenta el continente.

 

Cinco cosas que no puedes dejar de hacer en Copenhague

 

1) Almuerza en Christiania: Te puede sonar gracioso, pero teóricamente esta comunidad es independiente del gobierno de Dinamarca, se trata de un barrio enclavado en una de las zonas más bonitas de la ciudad, donde tiene lugar una suerte de experimento anarquista que parece funcionar. Es un sitio ideal para hacer un picnic o incluso ir a almorzar. Atento a las reglas, pueden llegar a expulsarte.

 

2) Alquila una bicicleta: Después de Amsterdam, la capital danesa es la ciudad más amigable del mundo con las bicicletas, de hecho, disfrutarás mucho más de tu visita si lo haces en bicicleta durante el día y recorres sus calles por tu cuenta. Te encantará la experiencia atravesar bosques enteros y encontrarte todavía en pleno centro.

 

3) Recorre los canales de la ciudad: Si compraste la Copenhagen Card te encantará saber que hay salidas frecuentes de botes desde Nyhavn y Gammel Strand con toures por los canales de la ciudad, y que su importe está incluido con la tarjeta. Lo mejor es que la mayoría de los viajes tiene guías en inglés y español.

 

4) Si viajas con niños tienes que visitar Tivoli: Es el equivalente escandinavo de Disney World y como te imaginarás, todo en el norte de Europa es espectacular, así que lo que empezó como una montaña rusa en 1843, hoy en día es uno de los parques de diversiones más espectaculares del mundo. Eso sí, no es económico, el boleto con todas las atracciones incluidas cuesta aproximadamente 72 euros.

 

5) Los clichés existen por algo: Si no lo sabías, ‘La Sirenita’ ese relato que popularizó Disney gracias a la magia del cine, en realidad es un cuento del escritor danés Hans Christian Andersen y la estatua original del personaje se yergue en uno de los puntos más bonitos de la ciudad. Esta es una fotografía que todos los visitantes tienen que tomar.

 

Si tu país está exento de visado, hasta el 2021 podrás viajar sin preocuparte por hacer ningún trámite adicional, prepárate para descubrir la capital de uno de los países más liberales y organizados de toda Europa.