Visitar Madeira es una de las mejores opciones que se nos presentan cuando de vacaciones se trata. Es un lugar que tiene atracciones para todos los gustos: desde un casco antiguo encantador hasta paradisíacas playas y paisajes sobrecogedores. Es por eso que si aún no has elegido dónde fijar el destino de tu próximo viaje, te convido a que sigas leyendo este artículo para que te decidas por esta maravillosa isla del Atlántico.

Piscinas Naturales Porto Moniz:

Si visitas Madeira te recomiendo que no te pierdas las Piscinas Naturales de Porto Moniz. Allí encontrarás un escenario de  incomparable belleza, pues en este caso la naturaleza a decidido recrearse poniendo a nuestra disposición una de sus mejores creaciones. Se trata de un conjunto de piscinas formadas entre rocas volcánicas junto al mar.

¡Envíe su solicitud hoy y obtenga su autorización ETIAS por correo electrónico

Este balneario natural es la principal razón por la que miles de turistas visitan la ciudad de Porto Moniz durante todo el año. Debido a la gran afluencia de turismo, alrededor de ella se han creado una serie de condiciones para que el disfrute de las mismas sea más placentero. Es por eso que no debes preocuparte de nada ya que en sus alrededores se ofrecen los servicios de aparcamiento, vigilancia, vestuarios, alquiler de sombrillas y tumbonas.

Además, es una muy buena opción para ir con niños pues hay piscinas destinadas a los más pequeños y hasta un parque infantil. También han tenido en cuenta crear las condiciones para facilitar el uso del balneario a las personas con movilidad reducida.

Sin duda alguna, esta es una de las mejores opciones para pasar una jornada inolvidable, a solo 47 minutos en auto desde Funchal, la capital de Madeira.

Fajã Dos Padres:

Son solo 13 kilómetros los que separan Fajã Dos Padres de la capital de Madeira y es un viaje del que seguro no te arrepentirás.

Fajã Dos Padres es una playa rocosa que se encuentra protegida por acantilados de más de 300 metros de altura. Se accede a ella a través del mar o usando un teleférico que te lleva desde lo alto de los acantilados hasta el propio lugar. Muchos aseguran que llegar hasta allí por mar es la mejor opción ya que las vistas que se obtienen de esta manera de sus enormes acantilados representa un espectáculo impresionante.

Marque aquí si es elegible para ETIAS VISA

Si decides conocerlo descubrirás un paraíso terrenal. Es un sitio en el que puedes abstraerte de la realidad, donde además están creadas las condiciones para que no tengas que preocuparte por ningún detalle. Han implementado un pequeño complejo turístico donde encontrarás los recursos necesarios para pasar una jornada inolvidable. Uno de los servicios mejor valorados es su restaurante. Destacado por su trabajo a favor de la alimentación saludable y por la preparación de exquisitos platos con productos naturales.

Sin duda alguna visitar este encantador sitio es una de las mejores opciones que tiene Madeira.

Mercado de los Lavradores:

Si eres de los que disfruta adentrarse en las tradiciones y el folclor de las ciudades que visita, conocer el Mercado de los Lavradores te dará todo lo que deseas. No hay mejor modo de descubrir realmente un lugar que recorriendo los sitios donde se reúnen sus habitantes y por supuesto este mercado es un ejemplo de ello.

Lo podrás encontrar en el centro de Funchal, a donde podrás acceder muy fácilmente. Construido en la primera mitad del siglo XX para facilitar a los pescadores y agricultores de Madeira la venta de sus productos directamente al público, este mercado se destaca por ofrecer alimentos muy frescos y de muy buena calidad.

En sus instalaciones hay dos plantas, la primera dedicada a la comercialización de carnes y pescados y la segunda a la de vegetales y frutas, donde siempre podrás llevarte una degustación de las que prefieras. Además resulta un espectáculo encantador ver a las vendedoras de flores vestidas con los trajes típico de la isla que se pasean por el mismo aportando mucho color al entorno del mercado.

Casco antiguo:

Por su puesto que en esta lista no puede faltar la recomendación de visitar el casco antiguo de Funchal. Esta es otra una muy buena opción para conocer de cerca el ambiente de la isla.

Al recorrerlo te adentrarás en un paseo por calles estrechas y empedradas que te llevarán mediante un sendero de pintorescas casitas decoradas con pinturas en sus puertas.

De igual modo puedes llegar hasta la calle de Santa María y deleitarte disfrutando de la gastronomía local en alguno de los restaurantes o bares que se encuentran en ella.

Justo al final de esta calle se ubica la fortaleza de São Tiago. Esta fortaleza fue construida en el siglo XVII como fuerte de defensa de la bahía de Funchal y en la actualidad acoge en sus instalaciones un museo de Arte Contemporáneo y un elegante restaurante.

Como ves, Madeira promete  unas vacaciones que quedarán guardadas en tu memoria como la mejor de tus experiencias.

Vea también: Conoce la cuna de la civilización occidental, estamos hablando de la maravillosa Atenas

Recuerda que si estás planificando un viaje de noventa días o menos a algún país de los que conforman el espacio Schengen debes tener en cuenta la nueva herramienta de seguridad que implementará la Unión Europea a partir del 2021.

Una vez que entre en vigencia, para viajar a esos países, los ciudadanos que no tengan que solicitar visa deberán presentar un permiso conocido como permiso ETIAS (Sistema Europeo de Información y Autorización de Viajes).

En el caso de Latinoamérica, este requisito se aplicará para los argentinos, brasileños, chilenos, colombianos, costarricenses, salvadoreños, guatemaltecos, hondureños, mexicanos, nicaragüenses, panameños, paraguayos, peruanos, uruguayos y venezolanos.

El permiso debe ser gestionado por vía electrónica y será válido por tres años mientras el pasaporte no expire. El trámite es sencillo, tendrás que llenar un formulario con tus datos básicos, los datos del pasaporte y responder preguntas de seguridad y otras de carácter general. Esta información será confrontada con datos de la Interpol y la Europol.

El proceso debe durar solamente minutos aunque si es necesaria una revisión más profunda, puede demorar de cuatro a quince días. Por esta razón, te recomendamos que realices este trámite con antelación, para evitar que la espera impida tu viaje.